Historia de Mayagüez

3768553971_6cb4e92602

Indios taínos que habitaban el territorio, llamada la isla Borikén o Borinquen que significa: “la gran tierra del Señor, valiente y noble” o “tierra de los grandes señores”. Hoy en día esta palabra utilizada en varias modificaciones, aún se utiliza popularmente para designar a las personas y de la isla de Puerto Rico. Los indios taínos, que vino de América del Sur, habitada la mayor parte de la isla a la llegada de los españoles. Los indios taínos, vivían en pequeños pueblos, organizados en clanes y dirigida por un cacique o jefe. Ellos eran un pueblo pacífico que, con un conocimiento limitado de la agricultura, vivían en este tipo de cultivos tropicales domesticadas como las piñas, yuca y batata complementados con productos del mar.

Mayagüez fue fundada oficialmente el 18 de septiembre 1760 por un grupo liderado por los hermanos Faustino y Lorenzo Martínez de Matos, Juan de Silva y Juan de Aponte, en una colina situada cerca de un kilómetro tierra adentro desde la Bahía de Mayagüez y la desembocadura del río Yagüez. La Corona española otorgó a los fundadores del derecho al autogobierno en 1763, la separación formal de la ciudad desde el mayor Partido de San Germán. Originalmente, el asentamiento fue llamado Nuestra Señora de la Candelaria de Mayagüez (Nuestra Señora de la Candelaria de Mayagüez) para evocar una aparición de la Virgen María en la isla de Tenerife, una de las Islas Canarias. La mayoría de los pobladores de la ciudad, como sus fundadores, migraron originalmente de la archipiélago, cuya patrona es la Virgen de la Candelaria.

El 7 de mayo de 1836, el establecimiento fue elevado a la categoría de villa real y Rafael Mangual fue nombrado su primer alcalde. En ese momento, la actividad económica principal de la villa era la agricultura. El famoso patriota, educador, sociólogo, filósofo, ensayista y novelista Eugenio María de Hostos nació en Mayagüez en 1839.

El 10 de julio 1877 La villa recibió formalmente su carta de la ciudad de la Corona Real de España.

Principal iglesia católica de la ciudad, “Nuestra Señora de la Candelaria” (parcela consagrada el 21 de agosto de 1760, primer edificio de mampostería erigida en 1780, la iglesia actual fue construido en 1836) fue reconstruido en 1922. El nuevo diseño original del arquitecto Luis Perocier trató de restaurar el edificio a su esplendor original. No sólo había el terremoto destruyó Puerto Rico 1918 el techo del templo, pero un rayo también golpeó y derribó una esquina en forma de cuña de uno de sus dos campanarios. Sin embargo, la falta de financiación adecuada y la magnitud de los daños de la estructura original obligó a la reconstrucción real del ser reducida considerablemente.

En 1911, el Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas se fundó en Mayagüez. Hoy en día se conoce como la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez (RUM) – que lleva la ciencia del Caribe y de la institución de ingeniería.

Entre 1962 y 1998 Mayagüez fue una importante conservera del atún y el centro de procesamiento. En un momento, el 80% de todos los productos de atún que se consumen en los Estados Unidos se envasa en Mayagüez (el mayor empleador, StarKist, tenía 11.000 empleados que trabajan en tres turnos diarios en el apogeo de la planta local). Mayagüez fue también un importante centro de la industria textil, hasta hace muy poco, casi una cuarta parte de todos los uniformes de perforación utilizados por el ejército de Estados Unidos se cose en el city.Today, Mayagüez es la quinta ciudad más grande y es considerada una de las ciudades más importantes en la isla. La ciudad en sí se centra alrededor de la impresionante Plaza Colón de estilo español, un homenaje a Cristóbal Colón, cuya estatura se encuentra en medio de la plaza, rodeada por 16 estatuas de bronce. Además, Mayagüez se ha convertido en una importante ciudad universitaria con la creación del RUM, la Facultad de Derecho Eugenio María de Hostos y la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.