Historia de Arecibo,PR

1507218728_8e31952adc

Colonización española

 

En el 1515, licenciado Sancho Velázquez, que había llegado a la isla designado juez de residencia por el Secretario del Rey a cargo de los asuntos de las Indias, Lope de Conchillo, le entregó en encomienda al cacique Arasibo y a los 200 indios y naborias. En realidad se los entregó a sí mismo, puesto que él administraba los bienes de Conchillos. Al parecer, los alquiló para que realizaran obras públicas. Muchos de los indios murieron en muy poco tiempo por lo cual la ribera del Abacoa quedó despoblada. A mediados de ese mismo siglo, cerca de la desembocadura del río, se radicaron varios vecinos que se dedicaron a la pesca de tortugas y a la cría de ganado. Fundado en 1556, fue el tercer asentamiento español en la isla, aunque fue fundado oficialmente como ciudad por la Corona en 1616.

 

La memoria de Malgarejo (1582) dice que en ese lugar moraban unos diez vecinos, gente pobre a la cual robaban los corsarios franceses. La población siguó creciendo a buen paso, tanto que en 1616 ya contaba con 80 vecinos. El 1 de mayo de ese año, el gobernador Felipe de Beaumont y Navarra le otorgó el título de pueblo, y se edificó la parroquia San Felipe de Arecibo. El Capitán Melgarejo le envió al Rey Felipe II una descripción de la Isla de San Juan (San Juan era el Nombre de la Isla y Puerto Rico era como se conocía la Capital para esa época) aparece lo siguiente:

 

«… Más al poniente, como a cinco leguas de la boca de este río, sale otro río muy caudaloso, que se dice Arecibo, que en lengua de indios se dice «Abacoa». En la boca están congregados ciertos vecinos como hasta diez, probe, tienen un tyniente puesto por el gobernador desta isla…»

 

Salvador Brau hace la siguiente descripción: “Allá para los años 1533 al 1556 comenzó a acrecentarse la vencindad en las márgenes bajas de Río Abacoa, oséase la Ribera del Arecibo, donde la granjería de vacas y cerdos se auxiliaban con la pesquería de tortugas”.

 

Para el 1616, cuando era gobernador de la isla el Capitán don Felipe de Beaumont y Navarra, la aldea de la Ribera del Arecibo, y cuando contaba con 80 familias y vecinos, fue elevada oficialmente a la categoría de Pueblo, y se le dio el nombre de San Felipe Apóstol.

 

Siglo XVII y XVIII

 

En el 1702, España estaba en guerra con Inglaterra. El 5 de agosto de ese año, frente a la población, dos naves inglesas echaron al agua dos naves de desembarco que conducían unos cuarenta hombres con el propósito de tomar la población, entonces sólo protegida por unos 30 milicianos a caballo. El teniente de guerra y jefe de las milicias Antonio de los Reyes Correa convocó sus fuerzas e hizo una emboscada a los ingleses que habían desembarcado, los atacó y rechazó, persiguiéndolos hasta dentro del mar. En el combate murieron veintidós ingleses; les ocuparon una lancha y numerosas armas. Los defensores sólo sufrieron un muerto y tres heridos. El valeroso De los Reyes Correa fue condecorado con la medalla de la Real Efigie y ascendido a capitán de infantería. Desde entonces a Arecibo se le llama la Villa del Capitán Correa.

 

El 14 de enero de 1778, por Real cédula, se concedió a esta población el título de Villa, aunque no fue hasta el 1802 que no se integró como tal. Dentro del territorio de la Villa de San Felipe Apóstol (Arecibo) estaban los partidos de Manaty (Manatí), Utuao (Utuado) y la Tuna. La Tuna se subdividió más tarde para formar los municipios de Camuy, Quebradillas y San Antonio (Isabela). El actual municipio de Hatillo continuaba formando parte del municipio de Arecibo. Los actuales municipios de Barceloneta y Florida eran de la región que comprendía el municipio de Manatí. Para el 1850, a Arecibo, por Decreto Real, se le otorga el título de Muy Leal.

 

El 19 de junio de 1831 se formaron 7 departamentos en Puerto Rico con lo cual Arecibo pasó a ser cabecera del segundo departamento constituido por la Villa de Arecibo, Manatí, Ciales, Adjuntas, Barros (Orocovis), Utuado, Camuy, Hatillo y Quebradillas. Para esta fecha, Hatillo ya era un municipio independiente, sin embargo los actuales municipios de Barceloneta y Florida eran de la región municipal de Manatí. Jayuya pertenacía a la región municipal de Utuado.

 

Según don Pedro Tomás de Córdoba, Arecibo estaba compuesto, para esa fecha, por lo barrios Pueblo, Hato Grande o Camuy, Cuatro Calles (Tanamá), Hato Viejo, Fáctor, Santana, Alza-Rabo (Cambalache), Burrada (Islote), pero antes de esta fecha para el 1804, Arecibo, estaba constituidos por estos barrios además de Domingo Ruiz, Miraflores y Jagual. Estos últimos tres habían desaparecido para el 1831. Más tarde el barrio Hato Grande o Camuy se subdividió para formar los barrios Hato Arriba, Hato Abajo y el municipio de Hatillo.

 

Ubeda y Delgado, en su libro titulado Historia de Puerto Rico, dice que para el 1878 el municipio se había subdividido en los barrios Arecibo Pueblo, Tanamá, Hato Viejo, Río Arriba, Arenalejos, Santana, Fáctor, Cambalache, Hato Abajo y Hato Arriba, reapareciendo los barrios Domingo Ruiz y Santana y añadiéndose los barrios de Sabana Hoyos, Carreras, Dominguito y Garrochales. Después de unos años aparece el barrio Esperanza de parte del barrio de Dominguito.

 

Etapa estadounidense

 

En el 1899, según puede apreciarse por el censo poblacional tomado para ese año, la organización política de Arecibo era prácticamente la misma que para 1878 con la adición del barrio Arrozal, y continuó hasta el 1937 y los barrios rurales de Tanamá, Miramar y San Luis fueron formados para ser parte de Arecibo Pueblo.

 

 

En el 1948, la zona urbana del Municipio de Arecibo, Arecibo Pueblo, fue ampliado añadiéndosele los barrios urbanos de Jareales, que fue formado de partes del Barrio Rural de Cambalache y El Vigía que fue formado de partes del Barrio Rural de Islote. En esta fecha, Arecibo quedó compuesto como sigue: Arecibo Pueblo, hoy Ciudad de Arecibo (zona urbana) la compone los barrios urbanos La Monserrate, San Felipe, De la Cruz, Del Rosario (creados antes del 1778); Miramar, San Luis (añadidos en el 1937) Jariales, El Vigía (añadidos en el 1948) y tal parece que el sector o barrio urbano Tanamá o Cuatro Calles pasó a llamarse Buenos Aires.

 

Arecibo también es conocida como la Villa Del Capitán Correa por el héroe puertorriqueño Antonio de los Reyes Correa quien, como miembro de la Armada, defendió Arecibo de un ataque británico el 5 de agosto de 1702. Arecibo se encuentra en la costa norte de la isla a unos 80 km al oeste de San Juan. En las proximidades de Arecibo se encuentra un observatorio astronómico que posee el mayor radiotelescopio del mundo.

 

Barrios de Arecibo

 

Vista del casco de Arecibo desde la desembocadura del Rio Grande de Arecibo.

 

Arecibo se compone de los siguientes barrios:

 

  • Arecibo Pueblo
  • Arenalejos
  • Arrozal
  • Cambalache
  • Carreras
  • Domingo Ruiz
  • Dominguito – Este barrio se encuentra en el oeste del municipio, colindando con Hato Arriba al norte y con Esperanza al sur. Entre sus sectores se encuentran: Green, Los Colones, Parcelas Mattei, Cuatro Calles, La PRRA, Villa Vélez, Boquerón, Mata de Plátano, Pueblo de Paja, El Tallonal, Guayabota, Vira la Guagua, Cuchí 1 y 2, Los Piches y Juego de Bola.
  • Esperanza
  • Factor
  • Garrochales
  • Hato Abajo
  • Hato Arriba
  • Hato Viejo
  • Islote
  • Miraflores
  • Río Arriba
  • Sabana Hoyos
  • Santana
  • Tanamá
  • Abra San Francisco

 

Advertisements

Historia de Jayuya,PR

75750404_bd56711072

En 1533 fue iniciado el primer esfuerzo para convertirla en municipio, por el español Asencio Villanueva. Esta expuso que el camino que comunicaba a Caparra (primera capital de Puerto Rico), con San German era demasiado largo y extenso para los viajeros, quienes necesitaban un lugar donde tomar descanso. El 19 de diciembre de ese año se expidieron ocho reales cédulas autorizando la fundación de la Villanueva de Otoao y de una parroquia, que se hace llamar posteriormente, Hayuya, nombre del cacique taíno que dominaba la región.

Para desgracia de don Asencio, el descubrimiento de Honduras y Perú despertó un gran interés en esas tierras y muchas familias emigraron desde estos lares. Este recibió permiso para criar caballos, establecizó en Jayuya los potreros del Rey. Los caballos que crió fueron utilizados por Francisco Pizarro en la conquista de las tierras del Perú.

Luego de estos sucesos Jayuya pasó a ser un hato de Utuado. Se establecieron varias familias europeas luego de la aprobación de la Real Cédula de Gracias, expedida por el Rey de España en 1815. En 1899, el huracán San Ciriaco destruyó los cimientos de la pequeña economía agrícola que se había desarrollado en el lugar a lo largo del siglo XIX. El 3 de agosto del mismo año Jayuaya fue invadido por el ejército estadounidense como parte de la Guerra hispano-estadounidense.

Jayuya fue declarado municipio por medio de la Ley 34 del 9 de marzo de 1911.

El 9 de marzo de 1911, mediante la Ley Núm. 34, se funda el Municipio de Jayuya la cual segregaba los barrios Jayuya Abajo, Jayuya Arriba y Mameyes Arriba del Municipio de Utuado. Jayuya tenía para ese entonces una población aproximada de 9,297 habitantes.

Primera carretera

En el 1907, se construyó la primera carretera desde el punto conocido como Alto de la Bandera hasta el pueblo, que vino a ser de gran importancia para el desarrollo comercial. Esta fue una brecha abierta en la montaña por donde penetraron nuevos aires de progreso, civilización y mejor comunicación con el resto del país.

Don Juan de Jesús López, fue el primer alcalde electo por el pueblo. Don Juan, conocedor de las necesidades del obrero campesino, supo gobernar con el endoso y aprobación de las clases sociales más necesitadas, que ya empezaban a sentir las primeras sacudidas del movimiento socialista.

Historia de Mayagüez

3768553971_6cb4e92602

Indios taínos que habitaban el territorio, llamada la isla Borikén o Borinquen que significa: “la gran tierra del Señor, valiente y noble” o “tierra de los grandes señores”. Hoy en día esta palabra utilizada en varias modificaciones, aún se utiliza popularmente para designar a las personas y de la isla de Puerto Rico. Los indios taínos, que vino de América del Sur, habitada la mayor parte de la isla a la llegada de los españoles. Los indios taínos, vivían en pequeños pueblos, organizados en clanes y dirigida por un cacique o jefe. Ellos eran un pueblo pacífico que, con un conocimiento limitado de la agricultura, vivían en este tipo de cultivos tropicales domesticadas como las piñas, yuca y batata complementados con productos del mar.

Mayagüez fue fundada oficialmente el 18 de septiembre 1760 por un grupo liderado por los hermanos Faustino y Lorenzo Martínez de Matos, Juan de Silva y Juan de Aponte, en una colina situada cerca de un kilómetro tierra adentro desde la Bahía de Mayagüez y la desembocadura del río Yagüez. La Corona española otorgó a los fundadores del derecho al autogobierno en 1763, la separación formal de la ciudad desde el mayor Partido de San Germán. Originalmente, el asentamiento fue llamado Nuestra Señora de la Candelaria de Mayagüez (Nuestra Señora de la Candelaria de Mayagüez) para evocar una aparición de la Virgen María en la isla de Tenerife, una de las Islas Canarias. La mayoría de los pobladores de la ciudad, como sus fundadores, migraron originalmente de la archipiélago, cuya patrona es la Virgen de la Candelaria.

El 7 de mayo de 1836, el establecimiento fue elevado a la categoría de villa real y Rafael Mangual fue nombrado su primer alcalde. En ese momento, la actividad económica principal de la villa era la agricultura. El famoso patriota, educador, sociólogo, filósofo, ensayista y novelista Eugenio María de Hostos nació en Mayagüez en 1839.

El 10 de julio 1877 La villa recibió formalmente su carta de la ciudad de la Corona Real de España.

Principal iglesia católica de la ciudad, “Nuestra Señora de la Candelaria” (parcela consagrada el 21 de agosto de 1760, primer edificio de mampostería erigida en 1780, la iglesia actual fue construido en 1836) fue reconstruido en 1922. El nuevo diseño original del arquitecto Luis Perocier trató de restaurar el edificio a su esplendor original. No sólo había el terremoto destruyó Puerto Rico 1918 el techo del templo, pero un rayo también golpeó y derribó una esquina en forma de cuña de uno de sus dos campanarios. Sin embargo, la falta de financiación adecuada y la magnitud de los daños de la estructura original obligó a la reconstrucción real del ser reducida considerablemente.

En 1911, el Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas se fundó en Mayagüez. Hoy en día se conoce como la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez (RUM) – que lleva la ciencia del Caribe y de la institución de ingeniería.

Entre 1962 y 1998 Mayagüez fue una importante conservera del atún y el centro de procesamiento. En un momento, el 80% de todos los productos de atún que se consumen en los Estados Unidos se envasa en Mayagüez (el mayor empleador, StarKist, tenía 11.000 empleados que trabajan en tres turnos diarios en el apogeo de la planta local). Mayagüez fue también un importante centro de la industria textil, hasta hace muy poco, casi una cuarta parte de todos los uniformes de perforación utilizados por el ejército de Estados Unidos se cose en el city.Today, Mayagüez es la quinta ciudad más grande y es considerada una de las ciudades más importantes en la isla. La ciudad en sí se centra alrededor de la impresionante Plaza Colón de estilo español, un homenaje a Cristóbal Colón, cuya estatura se encuentra en medio de la plaza, rodeada por 16 estatuas de bronce. Además, Mayagüez se ha convertido en una importante ciudad universitaria con la creación del RUM, la Facultad de Derecho Eugenio María de Hostos y la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.

 

Historia De Coamo,PR

Coamo_new1976a

Pueblos Existentes

La fundación de la futura Villa de San Blas es interesante y llena de colorido. Allí para el 1515, ya terminada la guerra de Ponce de León con los indios, solo existían en Puerto Rico los poblados de Caparra (San Juan) y San Germán. Por estar éstos localizados en las costas, sus habitantes, especialmente los de San Germán, eran acosados constantemente por los indios caribes, piratas y bucaneros. Para obviar esto, muchos de ellos comenzaron a emigrar isla adentro en busca de tierras fértiles y de mayor seguridad. Se establecieron, mayormente, en las márgenes del Río Coamo, en el valle de ese nombre. Ya para la década del 1570 existía allí un núcleo importante de pobladores, lo que indujo a los Obispos Mercado y Salamanca a gestionar la fundación oficial del pueblo.

Para esa época la Isla estaba dividida en dos partidos: el Partido de Puerto Rico (o de la Capital) y el Partido de San Germán. El Río Camuy, que desemboca en la costa norte, y el Río Jacaguas, en la costa sur, dividen la Isla en dos partes casi iguales. Al este de los mismos estaba el Partido de la Ciudad Capital y al oeste el de San Germán.

Fundación de la Iglesia

El 6 de abril de 1579 el Obispo Salamanca envió una carta al Rey Felipe II notificándole que él ya había fundado la iglesia en el Valle de Coamo; que existía un núcleo considerable de pobladores en las inmediaciones de éste y que, por lo tanto, solicitaba la aprobación Real para la fundación del pueblo.

Fundación de Coamo

Con fecha del 15 de julio de 1579, el Rey aprobó la fundación oficial mediante decreto marginal registrado en la propia carta peticionaria del Obispo Salamanca, autorizándose por cédula ordinaria la constitución del pueblo de San Blas de Illescas.

El territorio asignado a Coamo fue segregado del Partido de la Capital. Se extendía desde el Río Jacaguas, por el oeste, hasta el Río Guamaní, por el este. Por el norte colindaba con el filo de la Cordillera Central, incluyendo parte de Comerio, y por el sur con el Mar Caribe.

Fundadores y Santo Patrono

El santo patrono adoptado lo fue, y aún lo es, San Blas de Illescas. El nombre “San Blas” se refiere al santo de ese nombre, y de “Illescas” se refiere al pueblo de Illescas, de donde eran oriundos los principales fundadores del pueblo de Coamo. Illescas queda en la provincia de Toledo, en la llanura castellana, bien cerca de la ciudad de Madrid.

Los Illescas denominaron San Ildefonso las tierras que habían adquirido en el Valle de Coamo; y de las mismas segregaron y donaron 128 cuerdas para ubicar la zona urbana del pueblo, en el 1579. Dichas tierras corresponden hoy al Barrio San Ildefonso, frontero con la ciudad.

Vivienda

Los colonizadores vivían dispersos y en bohíos de paja, yaguas y madera rolliza o rústica al estilo de los indios tainos. Dormían en camastros o en hamacas y su vajilla casera era mayormente hecha del casco de la higüera, al estilo taino. La cazuela de barro cocido y las tradicionales tres piedras eran los utensilios utilizados en la cocina para preparar las comidas.

Economía Coameña

En aquella época la población se concentraba en la semicosta de Coamo, evadiendo la zona de altura por la exuberancia del bosque y por su recia topografía. Evadían la costa por temor a los caribes y a los corsarios. La agricultura de Coamo se circunscribía a la ganadería y a los frutos de subsistencia o frutos menores, como los llamamos hoy.

Para la época de la fundación de Coamo la única fuente de vida importante era la agricultura. Era, más que nada, una agricultura de subsistencia. Había que producir para comer, y no se sembraba mucho más de lo que se necesitaba porque no se podían mercadear los frutos excedentes. No hay que olvidar que la isla de Puerto Rico era casi todo un bosque, sin caminos; y que, además de Coamo, sólo existían San Germán y la Ciudad Capital.

El más “dramático” adelanto en la ciencia de la agricultura durante el siglo XVI en Puerto Rico lo constituyó el uso del machete para talar, el hacha para cortar árboles y la azada o azadón para desyerbar o labrar la tierra.

Los principales productos agrícolas en Coamo entonces lo eran: el ganado, los cueros, el jengibre y los frutos menores. El casabe, el maíz, las frutas, el plátano, el ñame, el maní, la batata, la yautía, los lerenes y otros cultivos menores constituían el seguro de vida para la subsistencia de los vecinos. Los cerdos alzados y el ganado vacuno existían en extrema abundancia en estado semisalvaje y eran la principal fuente de proteína en la alimentación de los pobladores. Además, tenían gallinas y guineas con sus subproductos correspondientes. Otra fuente de alimentación eran los productos de la caza y la pesca, tanto en el bosque, en el mar como en el río, que abundaban.

Muchos de los productos alimenticios, tales como el maíz, la yuca y la batata los heredaron los españoles de los indios, al igual que el modo de cultivarlos y prepararlos para la mesa. De los bosques cazaban los cerdos y el ganado vacuno para proveerse de carne. Estos habían sido introducidos por los propios españoles temprano en el siglo. Claro, algunos de estos animales los tenían los colonos domesticados en sus haciendas para su más fácil aprovechamiento. Entre éstos estaba la vaca lechera que les proveía la leche que tan imprescindible era para criar los niños y para comer el plátano, la batata, el ñame y otros productos harinosos que les daba la tierra generosamente.

Evidentemente, la yuca, el maíz, el plátano, la leche y la carne eran los alimentos principales en esta región y en todo Puerto Rico para esa época.

Gobernador

El gobernador, don Juan Melgarejo, en su conocido mensaje al Rey, en el año 1582, confirmaba la existencia del pueblo de Coamo, el cual ya tenia su alcalde designado, además de tener su capellanía.

Misioneros

En el año 1597 arribaron a Coamo los misioneros jesuitas Carlos Spinola y Jerónimo de Angelis, quienes hicieron descripción del poblado dando cuenta de que la iglesia estaba construida de madera rolliza o rústica, cañas y palmas, al igual que las otras casas de la población. El país era entonces casi todo un bosque, sin caminos. Además de Coamo, repetimos, sólo existían los poblados de San Germán y la Ciudad Capital.

El siglo XVI fue, pues, ante todo, el siglo de la gestación y fundación de Coamo. Fue el siglo de las estrecheces y de la valiente lucha por la sobre vivencia.

Publicado en: coamo.puertorico.pr

Historia de Carolina,PR

Carolina placiando

Lorenzo Vizcarrondo y Ortiz de Zarate, rico hacendado cuyas fincas quedaban al norte tuvo la idea de fundar un nuevo pueblo.

 

 Este había tratado desde 1855 de que el pueblo de Trujillo Bajo se trasladara a la rorilla norte del rio Las razones para ello era que las frecuentes avenidas del río les impedían toda comunicación con el pueblo para obtener administración de justicia, uniéndore a esto los inconvenientes para beneficiarse de los oficios religiosos, por ser los barrios del norte los que más contribución pagaban. Luego de vencer estas dificultades,. Se fundó el nuevo pueblo de San Fernando de la Carolina, el 31 de enero de 1857

 

El nuevo territorio tenían en su jurisdicción los barrios Hoyo Mulas, San Antón, Martín González y Sabana Abajo.Al momento de la fundación consistían de nueva cuerdas y media compradas a Don José Gabriel Quiñones por la cantidad de 237 pesos 90 centavos. A su vez ese terreno habia sido comprado a Buenaventura Quiñones, dueño de la Hacienda Ingenioso Viejo en el barrio Hoyo Mulas.  Estaba en el sector llamado Las Carolinas, pero no es de aquí que toma el nombre, sino de doña Carolina Martínez de Andino y Vizcarrondo. 

 

En 1864, el pueblo de San Mateo de Cangrejos fue repartdio entre Carolina y Rio Piedras y San Juan. El barrio Cangrejo Arriba le correspondió a Carolina, zona conocida actrualmente como Isla Verde. El pueblo de Trujillo Bajo en 1873 paso a ser parte del municipio de Carolina .Contaba con 12 calles y ubicadas 366 casas.

 

Carolina cumple este año 148 años de la fundación.

 

FUNDACION
Carolina se fundó el 31 de enero del 1857. Hace 130 años, la isla de Puerto Rico, bajo el Gobernador y Capitán General don Fernando de Costoñer, Conde de la Cenia, presenció el surgimiento de un nuevo pueblo: San Fernando de la Carolina, juramentando como Alcalde el ex-capitan de infantería don Lorenzo Vizcarrondo y Ortiz de Zárate, natural de San Juan.

 

ORIGEN
San Fernando de la Carolina. En honor de una niña hija de uno de los dueños de las fincas que quedaban donde se fundaría el pueblo de Carolina que anteriormente se le llamaba Trujillo Bajo.

 

PATRON DEL PUEBLO
San Fernando de la Carolina

 

COGNOMENTO
Tierra de Gigantes, Los tumba brazos

 

GENTILICIO carolinense

 

Image

Historia de San Juan,PR

san_juan_destination

En 1493, en su segundo viaje a América, Cristóbal Colón descubrió la isla que en la actualidad se conoce con el nombre de Puerto Rico y la llamó San Juan Bautista.

Ruinas de la residencia de Juan Ponce de León en Caparra.

Rápidamente, San Juan se convirtió en el puesto militar español más importante de América. En 1508, Juan Ponce de León fue nombrado por el gobierno español primer gobernador de la isla. Fue él quien fundó el establecimiento original, Caparra, al oeste de la actual área metropolitana. La ciudad fue construida en una isleta hacia 1521. España, para defender la isla de los intentos de conquista por parte de ingleses y holandeses, construyó los fuertes militares de San Felipe del Morro y San Cristóbal. Ambas construcciones son hoy lugares de atracción turística. En 1595, el británico Francis Drake fue derrotado en la bahía de San Juan por los cañones del Morro, en el transcurso de la que sería su última expedición contra América, falleciendo poco después tras ser derrotado de nuevo por los españoles en Panamá.

Con el paso de los siglos, la fuerza militar de Puerto Rico se convirtió en una fuerza económica que dio como resultado la única isla del Caribe donde la industria y el comercio sobrepasaron a la producción agrícola.

En 1898, Puerto Rico pasó a ser botín de guerra de los Estados Unidos durante la Guerra hispano-estadounidense. Desde entonces, Puerto Rico ha estado bajo el control de los Estados Unidos. En 1917, la Ley Jones confirió a los puertorriqueños una ciudadanía americana incompleta6 y la isla pasó a ser territorio oficial de los Estados Unidos, con gobernadores estadounidenses nombrados por el Presidente.
Puerto de San Juan en 1923.

En 1947, se celebraron las primeras elecciones nacionales y los puertorriqueños eligieron a su primer gobernador y, en 1952, Puerto Rico obtuvo su estatus de Estado Libre Asociado.

El Viejo San Juan fue construido como un emplazamiento militar de las fuerzas militares españolas. El área cubre siete bloques cuadrados de calles estrechas pavimentadas en adoquines y alineadas con antiguas casas coloniales con sus balcones y patios. Las fortalezas y las murallas del Viejo San Juan están entre las mejor preservadas en el hemisferio. El área está repleta de casas, iglesias y plazas antiguas que representan la arquitectura más apreciada del Caribe.

La Garita, una caja de centinela en el Fuerte San Felipe del Morro (Castillo El Morro), ha venido a simbolizar a Puerto Rico y El Viejo San Juan. El nombre de la ciudad de San Juan ha sufrido a lo largo del tiempo un cambio curioso. Cuando tuvo lugar la llegada de los españoles al país, el 19 de noviembre de 1493, el almirante Cristóbal Colón la bautizó San Juan Bautista. Años después, el conquistador Juan Ponce de León, durante la exploración de la costa norte, descubrió una amplia bahía a la cual calificó de “Puerto Rico”. Pasado el tiempo se intercambiaron los nombres; la isla pasó a llamarse Puerto Rico, y la bahía, el puerto y la ciudad, San Juan.

Publicado en: Wikipedia